Nuestras Redes Sociales

Trending

¡Feliz cumpleaños, Björk! Recordando sus momentos más memorables

Publicado

el

Hoy, 21 de noviembre, celebramos el nacimiento de Björk Guðmundsdóttir, una mujer que irrumpió en el mundo de la música con la misma fuerza que los géiseres y volcanes de su natal Islandia. Para muchos, Björk no es de este planeta, y si lo es, llegó del futuro para transportarnos a un plano existencial superior. De lo que todos sí estamos seguros, es que ella es una de las artistas más talentosas y vanguardistas de la historia, cuyas producciones han revolucionado la música popular occidental y que quizás aún no logramos comprender del todo. En esta ocasión, festejamos los 54 años de la islandesa más famosa recordando algunos de sus momentos más memorables.

Björk versus el machismo, 1994

“Los hombres pueden ser tontos, gordos, graciosos, inteligentes, hardcore, sensuales, filosóficos. Pero las mujeres siempre tienen que ser femeninas. Femeninas, femeninas”. Con estas palabras la artista denuncia los dobles estándares sexistas de la industria musical a inicios de los 90 y expresa su deseo que las mujeres sean valoradas por ser sí mismas, en lugar de ser definidas por su género y aspecto físico. Y es que, las cosas no han cambiado mucho desde entonces. Hace unos pocos años, Björk criticó que los medios de comunicación se empeñan en anular su rol como productora de sus propios álbumes. Además, afirmó que no la toman en serio cuando escribe sobre otra cosa que no sea sobre sus seres queridos. “En Biophilia canté sobre galaxias y átomos, pero solo con Vulnicura, donde comparto mi dolor y desamor, fue que conseguí la total aceptación de los medios”.

La reunión de The Sugarcubes, 2006

Un verdadero fan de Björk sabe que Debut (1994) no fue su primer álbum. A los 11 años, la cantante sacó un disco homónimo y posteriormente, formó parte de bandas como Tappi Tíkarrass, Kukl y los inolvidables The Sugarcubes (Sykurmolarnir en islandés). Esta banda deslumbró a la crítica mundial con Life’s Too Good (1988), su disco debut, el cual es considerado una influencia definitiva en la música popular islandesa y hasta hoy, una joya del rock alternativo. En 2006, los miembros se reunieron para conmemorar los 20 años del lanzamiento de “Birthday“, su primer y más famoso single, en un único concierto pro fondos. Björk, vestida de plateado, entonó la versión en islandés, “Ammæli“, que quizá suena aún más impresionante que la original en inglés.

El inolvidable vestido de cisne, 2001

A pesar de las indignadas críticas de los fashionistas, el vestido en forma de cisne que llevó Björk a la ceremonia de los Oscar en 2001, se convirtió en un ícono, recordado y parodiado ad infinitum. Esta creación del diseñador macedonio Marjan Pejoski venía con un huevo, que Björk pretendió “poner” en plena alfombra roja. El único problema fue que el vestido opacó la increíble performance que Björk dio de su canción “I’ve Seen It All“, perteneciente al soundtrack de Dancer in the Dark (2000), la película que protagonizó.

Los espectaculares instrumentos diseñados para Biophilia, 2011

Biophilia (2011) es un álbum conceptual que explora la relación entre la naturaleza, la música y la tecnología; y fue el primero en ser lanzado como una serie de apps. Pero como estamos hablando de Björk, esta exploración fue llevada a otro nivel, para que el público pueda visualizar la música como ella lo hace. En las apps, “las formas de las canciones son como cristales, los arreglos se multiplican como virus, los acordes son como los estratos en las placas tectónicas, el ritmo se replica como ADN, los arpeggios son como relámpagos…”, dijo la artista. Lo más impresionante sin embargo, es que junto a expertos y científicos diseñó instrumentos especialmente para el disco, como el gameleste (un híbrido entre un gamelán y una celesta) y un arpa que generaba sonido con la gravedad a través de unos péndulos. ¿Y se imaginan usar una bobina Tesla para crear música? Pues Björk lo hizo.

Björk Digital, 2016 – presente

Björk es una de las artistas que más explota el potencial de la tecnología en sus procesos creativos, desafiando los límites de la producción musical y hasta nuestras formas de percibir y concebir el arte. Björk Digital es mucho más que una instalación itinerante, es una experiencia 360° creada para sumergir al espectador dentro de la música de Björk, en especial las canciones de Vulnicura (2015), su octavo álbum. El recorrido empieza dentro de la garganta de la artista (en serio), y combina hologramas, vídeos, avatares digitales, realidad virtual, cortometrajes, performances en vivo y hasta lecciones musicales.

Publicidad

“No dejes que los poetas te engañen”, 1988

Con esa frase concluye este maravilloso vídeo donde una joven Björk describe fascinada los mecanismos de su enorme televisor. El clip se volvió viral a fines de 2013, cautivando a muchos por el encantador acento islandés con el que la artista contaba su complicada relación con el aparato. Aparentemente, un poeta le hizo creer que era un objeto peligroso, hasta que leyendo un libro danés se enteró de la verdad y dejó sus miedos de lado. Solo Björk pudo convertir el registro de un suceso tan mundano en una experiencia absolutamente sublime.

En resumen, Björk es una genio. Una inagotable fuente de creatividad, una magnífica compositora, una impresionante voz propia de las diosas nórdicas, una visionaria años luz delante de la época en la que le tocó vivir. ¿Con qué nos sorprenderá en el futuro? Afortunadamente, aún tenemos Björk para rato.

Bonus track

Si quieres empezar a explorar la música de Björk, estas playlists creadas por la revista Noisey son un excelente punto de partida.

Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad