Nuestras Redes Sociales

Entretenimiento

Reseña | Endless Summer Vacation: Miley Cyrus se reinventa al ritmo de sus contradicciones, L.A. y el dance-pop

Publicado

el

Miley Cyrus lanzó el viernes su octavo álbum de estudio, Endless Summer Vacation, y obviamente nosotros ya lo escuchamos para traerte esta reseña canción por canción.

Publicidad

El disco venía con mucha expectactiva no solo por el gran éxito que había supuesto Flowers, sino también por las excelentes críticas que había recibido su anterior álbum “Plastic Hearts” en el 2020. Insider, por ejemplo, lo catalogó como “la interpretación vocal más emocionante de la carrera de Cyrus”.

Este nuevo lanzamiento, que cuenta con un set de 12 canciones divididades en el potencial de la mañana y la sordidez glamurosa de la noche, significa muchas cosas para la carrera de Miley. En primer lugar, se trata de una carta de amor a la ciudad de Los Ángeles. Luego, va de la dicotomía de su ser (como dijimos antes, lo de la mañana y la noche). De ahí, representa un nuevo comienzo junto a su nuevo sello discográfico Columbia Records, un regreso a lo más alto de los charts, y también una vuelta a casa gracias a su colaboración con Disney.

Publicidad

¿Pero es un disco excelente en realidad? Bueno, nosotros acá te compartimos nuestra opinión sobre cada una de sus canciones. Aunque desde ya te decimos que es un álbum que vale la pena explorar por completo.

1) Flowers

¿Qué podemos decir de Flowers que no se haya dicho ya? El single principal del álbum se reveló hace unos meses, exactamente el 13 de enero. En seguida, se ganó su lugar en la cultura popular, sobre todo por su letra empoderada que la vuelve una oda a la independencia

i need a $400 dollar loan now

.

Nos hace recordar mucho al sonido del funky sesentero, a una mezcla entre los Bee Gees y “I Will Survive” de Gloria Gaynor, que se difumina por debajo de la potencia en la voz de Miley.

Se entiende por qué “Flowers” se convirtió en el single principal del disco. Para empezar, su ritmo pegadizo que puede hacer que hasta las plantas bailen. En serio, te retamos a escucharla sin ni siquiera mover los pies. Luego, tenemos la letra. Como lo dijimos antes, celebra la soledad y la autosuficiencia de una mujer en su mejor momento. Y esto es algo que converge muy bien con la filosofía de ella misma (por ejemplo, en “On My Own”, “Younger Now” o “Do My Thang”).

Si tomamos referencias de sus trabajos previos para describir esta canción de apertura, tomaríamos “Malibu” y la fusionaríamos con “Midnight Sky”.

Otro detalle que nos pareció super estratégico, sobre todo para el marketing, es el hecho de que el coro sea la respuesta a “When I Was Your Man” de Bruno Mars. Mucho se ha dicho sobre esto, como que esa era la canción que su ex esposo le dedicó en algún momento. Sin embargo, sea cual sea la razón, fue una estupenda movida.

2) Jaded

La segunda en el álbum y capaz la segunda mejor de todo el disco. Esta “balada” que se desliza por la nebulosa de una ruptura, bien podría entrar en una categoría moderna de las power ballads ochenteras.

Con frases como “Cambiaré mi número, pero mantendré tu camiseta. No me importa que esté rota y desteñida”, ha logrado generar una cadena de edits en Tik Tok que buscan relacionarla con Liam Hemworth.

En cuanto al sonido, se nos hace una especie de continuación a su hit “Angels Like Your” de su anterior disco, Plastic Hearts. E incluso nos recuerda a ese mashup en vivo que hizo de “Wrecking Ball” y “Nothing Compares 2 U”.

Jaded es uno de los temas en los que su voz se luce como nunca, con esos rasgados que tanto la caracterizan y que le devuelven un poco del sonido rockanrolero a Endless Summer Vacation.

3) Rose Colored Lenses

Luego de que Flowers nos hiciera mover todo el esqueleto y de que Jaded nos destrozara la garganta, llega Rose Colored Lenses. La tercera canción del disco se siente como ver a través de un caleidoscopio, o como ese viento acalorado en una tarde de verano mientras estás acostado al borde de la piscina.

Si lo analizamos bien, tiene sentido el concepto de la canción junto con las sensaciones que genera. Rose Colored Lenses (Lentes Color Rosa, en español) va de una ilusión romántica, de una visión nublada que bien puede aplicarse en la descripción de los amores de verano.

“Quedémonos así para siempre, sigamos pretendiendo” es tan solo uno de los versos constantes que tal vez evoca Miley, o algún personaje suyo, siendo consciente de que una vez de que se vayan de aquel lugar, o de que el verano acabe, las cosas simplemente no serán iguales.

Un dato curioso es que el inicio es prácticamente el mismo que el de End Of Beginning de Djo. Ahora, ¿por qué lo hicieron? Muchas veces estas decisiones no son casualidad. De repente, aquella canción tiene alguna historia con Cyrus, y le quiso hacer alguna referencia. Eso ya queda en el artista y la producción.

4) Thousand Miles (feat. Brandi Carlile)

Algunos dicen que Thousand Miles se siente como una secuela de “Maybe You’re Right”, un himno catártico de su cuarto álbum de esudio Bangerz.

¿El motivo? La letra. Por el 2013, Miley cantaba sobre el miedo de que pensaran que estaba loca y estuvieran en lo cierto. Ahora, diez años después, vuelve a repetir ese temor, aunque con la diferencia de que esta vez lo acepta y se aferra a lo que quiere.

Es la evolución de su propio personaje. La mirada de su yo de veinte años, recibiendo la fuerza de una mujer más segura de sí misma, que ha encontrado la seguridad de ser fiel a su esencia.

Adicional a esto, Miley reveló que la idea de la canción surgió en el 2016 cuando la hermana de una de sus amigas cercanas se suicidó. “No imagino no tener a mi hermana menor en mi vida”, dijo Miley en su especial de Disney+, dejando en claro que el tema estaba dedicada a Noah Cyrus.

Pero poco tiene que ver con la tristeza que inspiró su creación. Thousand Miles va más de la felicidad, de la hermandad y de recordar sus raíces, sin importar dónde esté.

5) You

Con You nos pasó algo extraño, se nos hizo rara escucharla. El porqué está en que esta canción fue lanzada en el concierto de Año Nuevo que Miley realizó para pasar del 2021 al 2022. Desde ese momento, solo hemos escuchado su versión en vivo, sea ya en ese concierto o en los que realizó durante su gira de festivales (El de Chile y Argentina del 2022 fue ESPECTACULAR).

Es así que el viernes cuando escuchamos la versión de estudio fue como sentir el corazón atravesado por la nostalgia, el orgullo y la emoción de oír una versión más “limpia” de una de las mejores canciones de Miley Cyrus.

Esta versión de estudio también le brinda unos matices modernos que la separan de esa impresión retro que daba en vivo.

Sobre la letra, a primera vista nos engatusa en el romance y la pasión de un amor que arde en llamas. Sin embargo, debajo de aquellas imágenes tan vívidas como irrumpir en una boda, ser expulsada de los bares, pelear solo para tener sexo después, y demás, se puede ver el humito verde de una toxicidad acechando debajo de la puerta de esta relación.

Miley también nos vuelve a recordar que no está hecha para lo tradicional, y que su nuevo amor debe saberlo, en caso no lo sepa ya.

6) Handstand

Tal vez no lo sepas, pero luego de Bangerz, Miley lanzó su disco Miley Cyrus and Her Dead Petz. Un proyecto muy independiente que tenía un sonido alternativo, entre sintetizadores y la psicodelia.

Bueno, Handstand parece regresar a esa estética. Solo que esta vez, en una nave espacial. El futurismo es parte de su sonido, aunque hablamos más del sonido de unas máquinas fallando. O en todo caso, al igual que ella, funcionando a su propio ritmo.

De todas las canciones del álbum, quizás es la que se separa más del resto. Por lo tanto, la que más divisiones en cuanto a preferencias genera. Eso sí, su coro es bastante pegadizo, así que no te sorprendas si te escuchas cantándola.

7) River

Antes del lanzamiento, Miley ya había comentado que el concepto estaba dividido en la noche y la mañana. Si Flowers era el himno matutino de lo nuevos comienzos, River es la canción que quieres escuchar mientras te pones tu vestido más brilante, te haces el delineado y te mentalizas para salir a reclamar una ciudad que fue tuya mucho antes de ser compartida.

River también es el segundo single del disco con un videoclip en blanco y negro que no oculta lo glamoroso del club pop. Una canción que va con toda la pinta del verano, y que, como su contraparte y como el agua, es lo que Flowers necesita para florecer.

Definitivamente, otra que se va a nuestra playlist.

8) Violet Chemistry

El sonido del verano vuelve a verse encapsulado en este tema, que pareciera tener tintes también del vaporwave. Pertenece al grupo de las noches veraniegas, donde se ve el cielo estrellado, y el aire se siente cálido.

¿Te ha pasado que has escuchado una canción que te provoca sacar la cabeza por la ventana del auto mientras recorres la ciudad o aceleras por la carretera? Bueno, Violet Chemistry es una de ellas.

La letra va sobre pedirle a alguien que se quede un rato más contigo para ver qué es lo que sucede entre los dos. Un violeta que se origina de la fusión de dos colores primarios. Claro está que todo va con un ritmo seductor al que es imposible resistirse.

9) Muddy Feet (feat. Sia)

Muddy Feet puede que sea nuestra menos favorita del álbum, si es que siquiera la consideramos dentro de las favoritas. A ver, no es que esté mal, solo que se despega del sonido maduro que tienen las otras canciones del disco. Es como si regresáramos al EP de She Is Coming, que fue lanzado antes de Plastic Hearts.

Plastic Hearts había marcado ya un crecimiento en el desarrollo artístico de Miley al componer. Y aunque hay partes de Muddy Feet que tienen una letra medio llamativa, como “Hueles a perfume que no compré”, no deja de sentirse muy simple a comparación de todo lo demás.

Sobre la colaboración de Sia, resta más de lo que suma, sobre todo con ese outro que la vuelve una especie de canción cliché. Tal vez, estemos hablando del primer skip del disco.

10) Wildcard

Wildcard es una canción que de haber estado junto a canciones de menor éxito, podría resaltar. Sin embargo, junto a Flowers, Jaded o River, queda bastante chiquita.

Dentro de todo, su voz es lo que más resalta. La letra la deja a ella como viene sintiéndose desde hace mucho, como una especie de comodín. Vuelve a tocar el tema del matrimonio y de un para siempre tradicional que vivió menos de un año, pero que le dio una eternidad en cuanto a inspiración para componer.

¿Cómo la dejamos? Bajita, pero no tanto como Muddy Feet.

11) Island

Island pertenece al grupo nocturno del álbum. Aun así, su sonido nos hace imaginar más una tarde de verano con la luz del sol golpeando a más no poder.

Si volvemos al credo de que nada es de casualidad, entonces esta mezcla entre el día y la noche tiene un significado. Leyendo otras opiniones, encontramos que la canción puede ir más por el camino de una alucinación nocturna. Lo más probable, inducida por drogas.

La canción también se vuelve hipnotizante. ¿Alguna vez te ha pasado que estabas en una fiesta y de pronto te ausentaste por pensar tanto en algo? Pues a eso nos referimos. Es una hipnosis que te lleva hacia lo más profundo de ti, y que te hace ser consciente de una soledad mientras estás rodeado de otras personas.

La misma letra lo dice: ¿Estoy varada en una isla? ¿O he aterrizado en el paraíso?

12) Wonder Woman

Hay algo que sucede mucho en las últimas canciones de los discos y es que suelen ser baladas con un toque cursi, por decirlo de algún modo. Se ha visto ya con Boys Will Be Boys de Dua Lipa o hope ur ok de Olivia Rodrigo.

Capaz sea algo que se da por la melancolía propia del final de las cosas. En este caso, de un álbum. Y que de paso marca el contraste con el primer tema, sobre todo si se repite automáticamente.

Sin embargo, al tratarse de Miley, esperábamos que rompiera un poco con ese tópico. O que nos hiciera creer que se trataba de otra balada de piano tan solo para explotar con algo parecido a Jaded.

No es el caso. Y el hecho de que sea una canción inspirada en su abuela fallecida, la vuelve un poquito más difícil de criticar.

Por el lado positivo, tiene una premisa que la convierte en una opción perfecta para dedicar a las mujeres de tu vida, que te permite verlas desde una perspectiva que suelen ocultar muchas veces.

Endless Summer Vacation, la dicotomía de una mujer con clima californiano

En conclusión, podemos decir que Endless Summer Vacation tiene un comienzo súper potente, que se va perdiendo en ocasiones muy puntuales pero que logra recuperar el ritmo muy fácilmente.

Piénsalo así. Incluso en las mejores fiestas, suele haber un momento donde todo parece haber muerto tan solo para revivir con una fuerza mucho más estrepitosa.

El disco también vuelve a demostrar la versatilidad de Miley para recorrer distintos géneros al punto de tener una libertad de hacer lo que quiera. Con más de quince años de carrera en los que ha sabido mantenerse vigente, es un derecho que lo tiene más que ganado.

Destacamos la fuerza que demuestra en cada una de las canciones, en esa autosuficiencia y aceptación de su propia persona. Incluso cuando las canciones pueden desviarse al punto de ser para alguien más, recuperan su cauce y prueban nuevamente que el centro de todo es ella misma. Porque Miley Cyrus no escribe de alguien; escribe de lo que ELLA siente.

 

 

Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad