Lo bueno y malo que dejó Rusia 2018 para la selección peruana

Lo bueno y malo que dejó Rusia 2018 para la selección peruana</h1>
		<ul class="postSocial">
			<li class="itemSocialShare">
				<a href="javascript:;" class="postSocialFacebook">
					<img src="http://blog.joinnus.com/wp-content/themes/binderpro/images/facebook.png"/>
				</a>
			</li>
			<li class="itemSocialShare">
				<a href="javascript:;" class="postSocialTwitter">
					<img src="http://blog.joinnus.com/wp-content/themes/binderpro/images/twitter.png"/>
				</a>
			</li>
			<li class="itemSocialShare">
				<a href="javascript:;" class="postSocialGoogle">
					<img src="http://blog.joinnus.com/wp-content/themes/binderpro/images/google.png"/>
				</a>
			</li>
			<li class="itemSocialShare">
				<a href="whatsapp://send?text=Échale un vistazo a este evento 'Lo bueno y malo que dejó Rusia 2018 para la selección peruana' http://blog.joinnus.com/lo-bueno-y-malo-que-dejo-rusia-2018-para-la-seleccion-peruana/" class="postSocialWhatsapp" data-action="share/whatsapp/share">
					<img src="http://blog.joinnus.com/wp-content/themes/binderpro/images/whatsapp.png"/>
				</a>
			</li>
		</ul>

 

Fueron 36 largos años los que esperaron los peruanos para llegar de nuevo a un mundial de fútbol, donde las ansias e incertidumbre se apoderaron de cada uno de los días que pasaban. Por esos años, varios entrenadores desfilaron por las oficinas de la FPF prometiendo un cupo en la cita mundialista. Italia 90, Estados Unidos 94, Corea-Japón 2002 y la lista se vuelve interminable. Para que después de varias derrotas llegara un argentino, con experiencia en nuestro país, y lograr lo impensable.

Ricardo Alberto Gareca Nardi, procedente de Tapiales, Buenos Aires, elaboró un plan estratégico cuando tomó las riendas de la selección peruana. Junto a un comando técnico preparado y especializado en el crecimiento de los jugadores; la selección no paró de trabajar hasta el mundial.

Incluso, en los entrenamientos previos a los partidos, la sub20 estuvo entrenándose con los mundialistas. Sin lugar a duda, esta experiencia sirvió tanto para el técnico como para los jugadores. Por eso, veamos los saldos positivos y negativos que nos dejó el regreso a los mundiales.

Lo positivo: un equipo fortalecido

La selección peruana era un equipo distinto antes del 2017. En la mayoría de apuestas deportivas las personas no creían en el repunte de Perú para llegar al mundial. Los hinchas asumían una nueva decepción.

Gareca estaba arrastrando una escuadra con jugadores indisciplinados y con falta de motivación. Luego de la Copa América y tras un tiempo de arduo trabajo y seguimiento, los resultados comenzaron a notarse: clasificación al repechaje para Rusia 2018 y la formación de un equipo con diversas alternativas.

A los nombres de Paolo Guerrero y Jefferson Farfán como figuras estelares, se sumaron nuevas figuras como: Luis Advíncula, André Carrillo, Cristhian Cueva, Edison Flores, Yoshimar Yotún, Renato Tapia, Pedro Gallese, Aldo Corzo, entre otros. Actualmente, la selección no solo se conforma por once jugadores sino por más de 20 jugadores que pueden entrar con la misma disposición al campo. Con Gareca y el mundial, Perú ganó, pues el equipo se notó más fuerte que nunca.

Lo negativo: el futuro de la selección

Después de nuestra participación en el mundial, el contrato de Ricardo Gareca llegó a su fin. El argentino junto a su comando técnico culminó toda relación contractual con la FPF y desde el día de hoy se encuentra como entrenador libre. El panorama indica que todo el pueblo peruano desea que el “Tigre” renueve para el próximo mundial, pero el estratega ya ha señalado que necesita “tiempo para pensar”.

Las declaraciones de Gareca han caído como un balde de agua fría para todos los peruanos. Para Ricardo, cuatro años más comandando la selección es un gran tiempo y debe pensar todos los pros y contras que podría traer la aceptación de esta decisión.

Por eso, luego del mundial, este se presenta como el único punto negativo para la selección: la cabeza. Es probable que Perú se quede sin el líder que comandó la pequeña restructuración del fútbol peruano. Ricardo Gareca, actualmente libre como técnico, pidió un tiempo al presidente de la Federación Peruana de Fútbol para evaluar su situación. Sin lugar a duda, el técnico desea crecer, pero al mismo tiempo, el reto de llegar a otro mundial y tener una mejor participación está presente.

Para los peruanos, solo el tiempo les dirá quién será aquel hombre que comandará el próximo grupo de jugadores para Qatar 2022.


Descubre los mejores eventos

EN joinnus.com

Comentarios

comentarios